Lo que pasa en un cuarto oscuro, se queda…

Para nadie es un misterio que la burocracia chilena debe ser una de las más eficientes…haciendo las cosas de forma ineficiente. Cada uno de nosotros, de solo pensar que se debe ir a realizar un trámite al sector público, uno recuerda de inmediato a los adorables pero siempre ineficientes “Hermosilla y Quintanilla” que tantas risas nos provocaron en los años 80.

descarga

Una mañana, me dispuse a enfrentar a tan obsoleta bestia, ya que tenía que conseguir unas autorizaciones. Era un día de esos en que nada podría sobresaltarme, de esos días en que te tienes que enfrentar con la burocracia de los servicios públicos chilenos, un día en que estaba preparada para que me dijeran con una “sonrisa en la cara” que me faltaban papeles y que tendría que regresar nuevamente.

“Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque…soy la perra más mala de todo el valle”, se repetía en mi mente para darme valor.

Llegué a la oficina gubernamental, saqué mi número y espere pacientemente. Cuándo tocó mi turno…adivinen… Me faltaban papeles!. Le expliqué a la funcionaria que la vez pasada me habían dado una lista de documentos y según esa lista no me faltaban, por lo que comenzó un tira y afloja digno de caricatura de Tom y Jerry, y por supuesto… yo tenía todas las de perder.

Estaba tratando de salirme con la mía, cuándo al módulo de atención llegó un hombre que estaba en sus 40 y preguntó que pasaba: lo miré y le expliqué la situación dándole mis mejores argumentos para doblarles la mano; por su parte la funcionaria intentaba hacer valer su punto frente a su “jefe”. “Se abrieron los juegos del hambre”, pensé.

Tras escucharnos, el jefe me pide hablar en privado, por lo que nos hicimos a un lado y empezamos a conversar:

-“Yo te conozco” – Me dijo el jefe con una leve sonrisa en la cara.

-“No lo creo, no te recuerdo” – Le comenté con mi más sincera intención.

-“Quizás no me recuerdas, porque nos conocimos en un cuarto oscuro…” – Me dijo sin inmutarse.

-“Queeeee?” – (Yo con cara de no lo puedo creer)

“Si, así nos conocimos” – El hombre todavía mantenía totalmente la postura.

-“Creo que no es el momento ni el lugar para comentar ese tipo de cosas. Ademas, lo que pasa en el cuarto oscuro, se queda en el cuarto oscuro.” – Le dije al hombre yo aún sin poder creerlo.

Después de eso, el jefe volvió dónde la funcionaria y me solucionó el problema. Ella no estaba muy feliz ya que le había doblado la mano, pero yo sí estaba feliz…nerviosa…pero feliz.. Después de terminar el proceso, estaba a punto de irme y la funcionaria me pidió que esperara porque tenía que ir a ver al jefe con mis documentos. Nervios otra vez, pero no lo tuve que volver a ver.

Y fue así, que un trámite que pudo haber tardado varias semanas, se demoró una hora.

La moraleja de la historia: “A veces, divertirse con alguien en el cuarto oscuro puede sacar tu lado swinger a la luz, pero otras veces, te puede ayudar a saltarte la burocracia chilena”…. jajaja. De todas formas, el susto que tuve fue grande, pero sin consecuencias.

Ustedes qué hubieran hecho? Comenten aquí abajo.

2 respuestas para “Lo que pasa en un cuarto oscuro, se queda…”

  1. Estaba en un club “x” con el partner de turno (detalle importante a mencionar; el amigui en cuestión es abogado que estaba cursando su segundo magíster) y yo como buena amante del destilado, estaba en la barra . En eso le tocan la espalda al susodicho y veo saludos muy afectuosos de abrazo y presentaciones con relativa formalidad con la esposa del misterioso. No alcance a probar mi querido ron cuando me susurra ” tenemos que irnos “..
    A lo lejos escucho ” estupenda tu amiga”..
    – “¿quién era?”
    – “mi profe del magíster… el de la corte suprema”…
    Así que, “como que no quiere la cosa”, podría tener abogados de excelente nivel a mi disposición… solo por disfrutar del lado b de la fuerza..
    Ah, y el amigui aprobó el curso del profe y de pasadita recibió felicitaciones por la buena compañía en el club . Jajajaj

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .