El juego de las llaves

Hace dos semanas contratamos Amazon Prime, para complementar nuestra suscripción de Netflix. Hasta el momento ha sido buena idea, ya que hemos encontrado al menos dos series seguir. Una de las tradiciones de nuestro matrimonio ha sido encontrar una serie de televisióm que nos guste a los dos, y la seguimos religiosamente juntos hasta el final. Así han pasado por nuestras preferencias “Betty la Fea”, “Dueños del Paraíso”, todas las temporadas de “Breaking Bad”, y hasta “Rupaul Drag Race”  en todas sus versiones (que por cierto, cambió totalmente mi mirada personal hacia las personas transgénero).

Hoy por hoy, estamos disfrutando “The good Doctor”, y acabamos de terminar la primera temporada de “El juego de las llaves”, serie mexicana estrenada el 2019 y que cuenta la historia de cuatro parejas común y silvestres, que tras una atrevida propuesta de una de ellas, realizan intercambios de pareja entre ellos en forma aleatoria.

La serie en si misma ha tenido buenas y malas críticas, y no es objetivo de este artículo juzgar la calidad de la serie. Sin embargo, nosotros nos pasamos un buen rato, y a pesar que la serie está llena de clichés, la serie en si te permite disfrutar de un buen momento.  De hecho, las primera temporada nos duró sólo 3 días.

La trama es simple: se trata de 3 parejas que desean avivar la llama de sus matrimonios mediante “el juego de las llaves” que les ha planteado una pareja de novios amigo que se la pasan bomba en la cama. El juego de las llaves planteado, es bastante simple: se trata de una cena donde se juntan las parejas, y en determinado momento de la noche, los varones colocan las llaves de sus autos dentro de un recipiente de cristal. Seguido eso, las chicas van sacando de una en una un juego de llaves, para luego irse a tener una noche de sexo desenfrenado con el dueño de las llaves, generando un intercambio de parejas en lugares totalmente distintos, de forma aleatoria.

Sin tratar de dar spoilers, pues no queremos que se pierdan de la posibilidad de reír de buena ganas con algunas escenas de comedia de equivocaciones que ahí se plantean, la trama de la serie plantea algunos temas inquietantes, que no dejan de ser ciertos a la hora de plantearse participar en el mundo swinger.

Como primer ejemplo, la trama muestra que partir en jugando en el mundo swinger para reavivar la llama de la pasión en el matrimonio, o para resolver algún problema que se tenga en la vida de pareja, es una mala idea desde el principio. En estas circunstancias, realizar actividades swingers sólo va a empeorar las cosas. Puede sonar a lugar común, pero es la verdad es que nunca va a ser recomendable tratar de entrar en este mundo si no están bien con tu pareja. Siempre hay que recordar que las actividades liberales son complementarias a la relación de pareja, y no la reemplazan.

Otro punto interesante de reflexión, es la comparación de una relación liberal entre dos personas de solo están saliendo, con una relación liberal de una pareja más duradera, como lo es un matrimonio con hijos. Muchas veces les resulta inexplicable a los más jóvenes que las parejas que somos más adultas tenemos mucho dificultad si se conoce nuestra condición sexual, o si somos más selectivos a la hora de jugar con otras parejas. El juego de las llaves en si mismo es más complejo, dado que un matrimonio carga con una mayor carga cultural que lo presiona a responder a conductas de fidelidad monógama establecidas por la sociedad. Además, esto puede generar además una carga emocional para los hijos, pues en caso de saberse, la sociedad que los rodea los puede juzgar por decisiones que no han sido tomadas por ellos, sino por sus padres. Por lo tanto, el juego swinger en si mismo es más complejo, ya que las consecuencias pueden ser sufridas por personas que no han participado directamente en las decisiones, cosa que usualmente no sucede con parejas que tienen lazos afectivos más tempranos.

Otro punto interesante es cómo la serie describe que los seres humanos no somos tan buenos para seguir las reglas. Una de las reglas del juego de las llaves es no enamorarse de la persona con la cual estás jugando esa noche, y que por ningún motivo tendrás sexo con ella fuera del juego. Pero como se puede suponer, esto no se va a cumplir, y va a generar problemas. A pesar de ser un cliché, es efectivo que este tipo de tentaciones se da en este ambiente, y es todo un desafío no caer en las “tentaciones de la carne”, por lo que hay que tener claro que todas las actividades en este ambiente deben ser consensuadas como pareja.

Y ustedes…Se animarían a participar en un juego de las llaves asi?

Les invito a ver la serie, y tener su propia opinión al respecto. Aquí les dejo el trailer de las serie. Ahora, si la quieren ver la primera temporada completa, les recomiendo suscribirse a Amazon Prime, que les dará 7 días de prueba gratis…tiempo suficiente para verla completa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .